Producción hizo pico y cae?

El año 2020 acumuló una producción nacional de 11.113 millones de litros de leche. Esto resulta +7,4% por arriba del año 2019 y -7,9% por debajo del año récord 2015 en que se registraron 12.061 millones de litros. El año 2020 se ubica 6° entre los años de mayor producción.

Analizando estacionalidad de las curvas de producción observamos que fue un año estable y con una menor declinación hacia diciembre, situación atribuida a un clima más fresco y seco lo que representó un ambiente favorable para las vacas (menos calor y menos insectos). Esto es importante dado que los productores en noviembre y diciembre hicieron fuertes ajustes en el uso de alimento balanceado y concentrados buscando atenuar el alza del costo de alimentación con lo que era esperable ver el impacto en la producción. Recordemos que los granos y subproductos para diciembre 2020 habían experimentado un incremento de +96% sobre diciembre 2019 mientras el precio de la leche había crecido solo +27% desconfigurando sensiblemente el costo de alimentación.

Afortunadamente las expectativas negativas generadas a principios de año por la pandemia no se cumplieron y el mercado interno aumentó el consumo de lácteos +2%, las exportaciones fueron +40% superiores al 2019 y las existencias finalizando el año con -9% menos (Nov 2020 vs nov 2019). Pero el año 2021 arrancó con un enero de mayores temperaturas sobre enero 2020 y es de esperar una caída superior con respecto a los -9% o -10% habituales para diciembre. En un sondeo acotado medimos una caída de -15%, veremos qué dice el SIGLeA. Pero la pésima relación insumo/producto ubica enero 2021 en una situación peor a la de enero del 2016 (primer mes del año en que la producción se desmoronó -15%). En aquel entonces con 1 litro de leche se podía comprar 1,05 kg de alimento balanceado y actualmente se compra 0,96 kg (estimando enero en 23 $/lt!), cuando el promedio de últimos años es de 1,5 kg AB/lt de leche. Para que la relación se componga el productor necesita un aumento del precio del orden del +40% lo cual es impensable hoy, pero un piso de 26 $/lt son indispensables para sostener la producción. Por el lado del mercado interno (la participación del Productor en góndola es 31,5% cuando el promedio es 27% y los precios de lácteos en góndola atrasados 15%) urge “descongelar” los precios de salida de fábrica. Por el frente externo reducir retenciones para favorecer el comercio exterior que viene entonado.

En el cuadro que sigue algunos indicadores para analizar la coyuntura

Marcos Snyder

Acerca de snydermarcos

Ingeniero Agrónomo Consultor en producción lechera CEO de Dairylando Escritor
Esta entrada fue publicada en Competitividad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s