Derechos de Exportación (DEX)

Entre las contradicciones recurrentes observadas toda vez que la política intenta torcer las leyes de la economía tenemos los Derechos de Exportación (DEX), mal llamados «Retenciones». Pero como «el que no sabe es como el que no ve»… entonces veamos. En el siguiente cuadro exponemos un resumen de cuentas para las exportaciones de Leche en Polvo Entera (LPE, nuestro principal lácteo exportado) comparando el período libre de DEX, (9 años) comprendido entre el mes 5/2009 y 8/2018 versus el período 9/2018 al presente (4 años). Debemos tener en cuenta el enunciado del «Decreto 2021-410-APN-PTE – Derecho de Exportación» que menciona como argumento la Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Pues en éste análisis queremos ver los resultados de tan linda aseveración:

Resulta que en el período con Derechos de Exportación vigentes (actualmente en el nivel de DEX de 9% con 0,75% de Reintegros) de casi 4 años el ingreso de divisas, 424 millones de dólares anuales, resultó un 22,3% inferior a los 546 millones ingresados al país en el período sin DEX. Por otra parte observamos que el total de leche exportada (incluyendo todos los lácteos exportados) pasó de 17,8% al 24,1 % del volumen producido, la leche nunca faltó en la mesa de los argentinos…pero tampoco varió el precio al consumidor, que se mantuvo en 136 $ constantes/equivalente litro de leche en ambos períodos, por eso que dicen hacer como es «desacoplar» los precios internos de los externos.

Ahora, si los precios de los lácteos en las góndolas se mantienen iguales en períodos con o sin DEX, no se está logrando los resultados con respecto a la «solidaridad social» mencionada, y en lo que hace a la «reactivación productiva» a todas luces es justamente lo contrario…la cantidad de de tambos continúa cayendo y la industria procesadora encorsetada entre controles de precios e impuestos leoninos + DEX se torna incompetente en el mercado internacional. La eliminación de las DEX implicarían agregarle al precio del productor nada menos que 6 $/lt, y llevaría el precio a un nivel acorde para pilotear los tambos ante el inusual incremento de costos.

A un sector como la cadena láctea, que según varios estudios publicados, registra un presión impositiva del orden del 43% por litro de leche…(esto equivale a que cuando el consumidor compra 1 litro de leche casi la mitad de esa leche son impuestos que se recauda el Estado), no se le puede exigir ya más nada, todo lo contrario.

Sin duda resultaría promisorio que la Administración actual y las venideras se replantearan seriamente cambiar la manera de hacer las cosas de manera de generar la ansiada reactivación no solo de la lechería argentina (10.446 tambos, 670 empresas procesadoras y 187.000 empleados expectantes), sino de la economía toda.

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg

NdR: el Ing. Snyder es consultor en producción lechera, y director de varias grandes empresas productoras de leche. Durante más de 25 años fue asesor CREA, se desempeñó como Director de Política Lechera de la Provincia de Buenos Aires y fue Gerente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa Láctea (APYMEL).

Publicado en Competitividad | Etiquetado , | 1 Comentario

Evolución de la lechería regional

Monitoreo de los precios relativos de la producción lechera regional

Aquí presentamos periódicamente la evolución del precio de la leche al productor y los principales insumos que afectan la lechería en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. En éste monitoreo regional seguimos la evolución de los precios relativos de insumos claves que afectan la actividad de producción lechera en la región como es el Maíz (termómetro de la cuenta alimentación que se lleva más del 50% de los costos directos), el Gasoil (impacta mínimamente en un 15% sobre costos de producción), el Dólar (más del 70% de los insumos de la actividad cotizan en dólares), la Soja (cuyo valor incide en la fuente proteica del rodeo lechero y, en casi en todos los casos, en el pago de alquileres de la tierra en producción (para el caso chileno usamos Trigo en lugar de soja) y el precio de la leche.

Luego encontrarán un gráfico con la Evolución del Índice de Costos compilados para facilitar la comparación, y también un gráfico comparativo con la evolución relativa de los precios al productor por país. Finalmente un gráfico de insumo/producto mostrando los kilos de maíz que se pueden comprar con 1 lt de leche en cada uno de los países, como también los valores actuales de leche y maíz al productor.

Estamos usando el mes de enero 2021 como punto de partida de la evolución relativa de precios. De los gráficos es de destacar, el aumento que experimenta el gasoil en todos los casos con respecto a la leche, pero bastante más marcado para Chile y Brasil. Esto se encuentra relacionado con la escalada del petróleo el nivel mundial (creció +47% en lo que va del 2022). Los costos de alimentación se muestran crecientes en todos los casos mientras que el precio de la leche al productor se va ajustando a partir de febrero. El caso argentino es empañado por un escenario de alta inflación (60,7%) y tipo de cambio atrasado, comparado con Brasil (11,7%), Chile (11,5) y Uruguay (9,37%) lo que complica el análisis.

En los siguientes gráficos observamos una compilación de los datos generando el Índice de Costos y el Índice de Precios de la leche en dólares. En la primera podemos observar que los productores argentinos y chilenos son los que más están sufriendo el incremento de costos relativos, seguidos por los brasileros, los uruguayos cuyos tipos de cambio se mantienen estables.  

En lo que hace a los costos de alimentación los países que presentan la mejor relación de compra de maíz por litro de leche (gráfico Kg Maíz/lt Leche) son Brasil con 1,74 kg/lt, seguido por Argentina con 1,48 kg/lt, Uruguay con 1,45 kg/lt y Chile con 1,31 kg de maíz/lt de leche. Los cálculos corresponden al mes de abril 2022, mes que contamos con todos los precios de leche al productor salvo Chile que todavía no tiene actualizado el dato precio de marzo.

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado | Deja un comentario

#USDA #ARGENTINA-lechera

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA, publica periódicamente reportes sobre los mercados extranjeros de su Red Mundial de Información Agrícola (GAIN report) para los distintos países. En éste caso acaba de publicar el informe con una actualización para la lechería argentina a junio 2022 con el cual tuvimos el honor de colaborar.

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado , , | Deja un comentario

GLOSARIO términos genéticos en Pruebas de Toros

Descargue

Publicado en Competitividad | Deja un comentario

Galpones en los tambos de Argentina

Apuntes sobre la construcción de establos

En un intento de atender los temas referidos al bienestar animal (BA) en muchas zonas de las cuencas lecheras argentinas se observan construcciones variadas de establos. Para que todos estemos entendiendo el concepto transcribimos la definición de «bienestar animal» del American Veterinary Medical Association (AVMA): «Un animal se encuentra en un buen estado de bienestar si está clínicamente sano, cómodo, bien nutrido, seguro, capaz de expresar un comportamiento innato, y si no está sufriendo dolor, miedo ni angustia.» Las inclemencias climáticas son uno de los principales factores que afectan el BA y esto lo vemos periódicamente en los tambos con el estrés calórico o los barriales ocasionados por las lluvias. Proteger al rodeo lechero de estas inclemencias tiene un impacto importante en la producción de las vacas (5 o 6 lt/vaca ordeñe/día).

La cuenca central lechera del país presentan la mayor densidad de tambos de Argentina y se encuentra en la región con mayor cantidad de días con estrés calórico. Como vemos en el mapa siguiente, desde Pergamino hacia el norte las vacas están expuestas a 120 o 150 días de estrés calórico. Motivo suficiente para explicar la mayor concentración de galpones existentes en esta zona (según relevamiento de los amigos de Todoagro el 60% de las construcciones las encontraremos en Córdoba).

También, y no menos importante, es el fuerte impacto que tiene el barro sobre la performance de la producción. Tanto el calor como el barro conllevan a un menor consumo de materia seca y eficiencia de conversión generando una caída significativa de la producción contabilizada entre 10 y 20% según las condiciones.

Galpón con cama de tierra.

Entre las opciones de construcción de galpones la gran diferencia lo hacen el tipo de cama sobre la cual las vacas se van a echar. En Argentina hemos visto 4 tipos de cama (y en base a su elección varían la superficie a techar, los costos totales y también los costos operativos): camas de compost por agregado de sustrato (12 m2/vaca), camas freestall de arena o camas de goma (9 m2/vaca) y las camas de tierra (18 m2/vaca). Estas últimas, los galpones con camas de tierra, son 300 dólares/vaca más caros que el freestall por la extensión del área techada, pero prometen menores costos operativos al no tener que agregar sustrato (cáscara de maní, etc.) ni reciclar la arena y menor manejo de purines. Los galpones de compost tienen un costo total similar al de los freestalls. Sin dudas que el freestall de arena es lo más probado en el mundo y la vaca descansa muy confortablemente sobre ella logrando altas producciones. Las camas de tierra, de poderse mantener secas por buena circulación del aire y las cinceladas pertinentes, también presentan el bienestar necesario para alta performance animal. Estimamos muy beneficioso preveer un patio lateral para uso voluntario en días agradables para estar afuera. A la izquierda un diagrama de un galpón con cama de tierra robotizado (6 robots) para ordeñar 360 vacas.

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado , | Deja un comentario

Evolución de los sistemas de producción en Argentina

Presentamos aquí un análisis de la evolución de los sistemas de producción de leche en Argentina desde 1980 hasta el 2021 -42 años- y una proyección hacia el futuro…hasta el 2030. Para las proyecciones (2025-2030) que figuran en el gráfico debimos usar algunos supuestos por ejemplo que las condiciones de los mercados sigan en los rangos actuales (las dos últimas crisis se repitieron cada 15 años así que con suerte hasta el 2030 no tendríamos otra!). También que el ritmo de concentración de tambos actual se amesete en -0,7% tambos menos por año; que se detenga la caída del número de vacas y a partir de 2024 empiece a crecer al +0,5% anual y que se mantenga la tendencia del aporte creciente a la producción global por parte de los tambos grandes (+10.000 lt/d).

Del gráfico surge claramente que la concentración de tambos que venimos observando continuará su proceso aquí como en el resto del planeta: cada vez menos tambos, con más vacas por tambo y más producción por vaca. Recién en el 2024 recuperaríamos el nivel de producción del 2015 previo a la última crisis que, por los 9 años que llevó, puede considerarse una crisis más profunda que la del 2000 que llevó 7 años recuperar la producción previa. Actualmente estamos con producciones individuales altas para el conjunto de tambos (agrandado seguramente por los ajustes en número de vacas que surge del SENASA luego de las crisis y la depuración de registros). Hay una migración de vacas que pasan de tambos que se cierran, mayormente del estrato con producciones inferiores a 4.000 lt/d, a establecimientos que se expanden y presentan mayor eficiencia productiva. El mayor número de vacas en los tambos y la creciente dificultad de conseguir personal calificado está despertando el interés en la incorporación de tecnología que, luego de 30 años de estancamiento, comienza a expandirse en Argentina. De existir acceso a financiamiento productivo a todo nivel, este proceso tecnológico sería mayor.

El escenario que visualizamos arribando al 2030 es un crecimiento de producción fogoneado por los tambos más grandes (+10.000 lt/d) cuya participación, que en 2010 era el 1% de los tambos apenas aportando el 5% al volumen total y actualmente con el 5% remiten el 28% de la producción, para el 2030 constituirían el 10% de los tambos y el 40% de la producción total de leche. La concentración de leche de mayor calidad composicional e higiénico sanitaria por punto de carga posiblemente induzca a un sistema de pago por atributos de la leche dejando atrás el sistema actual de pago por litro. Esto aumentará significativamente la dispersión de precios atenuada hoy por el alto nivel de bonificaciones arbitrarias camufladas en «comerciales».

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado | Deja un comentario

La alimentación en jaque

El costo de alimentación, con 50-55% de los gastos, es la principal cuenta de egresos directos de los tambos. Dentro del costo de alimentación sobresale el uso de concentrados en las dietas, que ronda el 40% de la materia seca consumida y representa normalmente un 30-35% del ingreso leche y un 35-40% del total de gastos directos de los tambos.

Haciendo un relevamiento entre tamberos actualmente los gastos en alimentar las vacas lecheras resulta ser la principal preocupación en el sector debido al fuerte incremento de costo de granos, subproductos y alimentos balanceados. La alimentación se encuentra en jaque y hay que enfocarse en los litros libres de alimentación , sugerimos seguir el link para descargar la planilla para su cálculo y la probable renta a obtener con la dieta implementada. En varios casos puntuales observamos un incremento de +20 a +30% en el costo de las dietas de las vacas representando actualmente entre 12 y 16 lt de leche/vaca/día (forrajes + concentrados).

Cotización de ingredientes de la dieta

Entre los temas a considerar surge en primer lugar la necesidad de evaluar precios cotizando por ingredientes y no por el alimento tal cual se presenta. A manera de ejemplo presentamos la siguiente tabla para cotizar ingredientes (tomado de nuestro programa Raciones 3.50) donde el precio/tonelada tal cual puesto en el campo es «traducido» a un precio por ton de materia seca, tonelada de proteína bruta (PB) y tonelada de TND (total de nutrientes digestibles que refieren al aporte energético del alimento). Haciendo esto podemos escoger la fuente de proteína o energía más conveniente para nuestro esquema productivo:

La capacidad de compra de la leche frente al maíz y la soja se ha deteriorado significativamente presionando sobre la producción. En los siguientes gráficos podemos observar la distribución normal de los kg de maíz y soja por litro de leche a lo largo de un período de 21 y 26 años respectivamente. El círculo rojo marca la situación actual:

Aparte de escoger los alimentos más convenientes hay una serie de estrategias para implementar dependiendo obviamente de lo que siga pasando con los mercados: los granos pueden estancarse o bajar y el precio de la leche seguirá subiendo, todo esto modificando los precios relativos.

Se extraña en éstos momentos los comederos individuales con la soguita que permitía diferenciar el racionamiento entre vacas. Actualmente se estandarizó el suministro dentro de la instalación de ordeñe o directamente todo en el mixer obligando a generar grupos de vacas…cuanto más grandes los grupos mayor será la dispersión alejándonos de las necesidades de cada vaca en particular. Los rodeos de vacas que hay que apuntalar son las del preparto, las frescas y el grupo de alta producción. Siempre resultará conveniente, y más en momentos como éste, poder armar un grupo de vacas con más de 200 DEL donde evitar dar alimentos caros (proteicos, para sacar leche) pudiendo darles algo más económico (grupo que prefieren engordar a producir leche). Esta es una de las ventajas del robot! que le puede dar a cada vaca lo que requiere según su nivel productivo.

Otras alternativas a considerar si esto se mantiene o empeora como sería adelantar descarte planificados, adelantar secado de vacas.., y siempre velar por el bienestar animal.

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado , | Deja un comentario

Robotización en los tambos argentinos (II): Conceptos

La proporción de tambos con sistema de ordeñe robótico voluntario (usaremos ORV en esta nota, equivalente al AMS del inglés) en el mundo está creciendo fuertemente en los últimos 2 años. En 2020 se estimaban una venta global de 50.000 robots abarcando unos 3 millones de vacas ordeñadas bajo este sistema. Las marcas líderes en ORV son De Laval, GEA y LELY (ver nota anterior de Robotización (I)).

El mayor aporte del ORV está enfocado sobre tres aspectos de la actividad de producción lechera como son la mano de obra, las vacas y la alimentación. Es importante aclarar que el robot involucra todo un paquete tecnológico al servicio del tambero que va más allá del ordeñe propiamente dicho, como es el collar de monitoreo e identificación electrónica, la medición de leche, la puerta apartadora, el software, la inteligencia artificial que dispara alertas y genera los reportes, etc.

La mano de obra

La reducción de personal de ordeñe es la principal causa de instalación de robots en el mundo. En todos lados es cada vez más difícil involucrar personal calificado en la producción lechera. En Argentina sucede lo mismo, cada cambio de tambero es un drama y es usual ver alta rotación de los ayudantes de fosa. En promedio migrar de un sistema convencional a uno de ORV, según CORNELL, genera una reducción de -40% en las horas de trabajo en el tambo. Esta reducción en la demanda laboral permite reasignar los trabajos y dedicar más tiempo al monitoreo y análisis de los datos generados por el sistema. Pasar de un tambero mediero a un sueldo, muy bien pago, pero sueldo, permite una reducción importante en el costo de la mano de obra del ordeñe (por ejemplo bajar incidencia del 8% del cheque al 3% implicaría un ahorro de -50% en personal de ordeñe)…y estos cambios de personal ya no afectarán la producción de las vacas! Un trabajo del Journal of Dairy Science señalan un ahorro promedio de todo el personal afectado a la producción («fosa y extra fosa»), en 107 tambos europeos robotizados, del orden de -20 % para los gastos de personal total afectado a la producción del tambo…todo depende desde dónde se parte.

 La vaca

El ORV permite fehacientemente garantizar las 5 libertades de la vaca (libres de hambre y sed, de incomodidad física y térmica, de dolor, lesión y enfermedad, libres del miedo y estrés y poder actuar con libertad según su naturaleza). Aparte de ello se recopilan centenares de datos en tiempo real sobre cada vaca y las desviaciones fuera de lo «normal individual» se alertan para su revisión (con una sensibilidad >95%, 1 a 3 días antes que diagnóstico humano experto), los síntomas de la enfermedad se detectan antes, y los tratamientos son más cortos y efectivos. Por otro lado, el ordeñe personalizado y consistente (a nivel de cuartos) potencia la salud de las ubres reduciendo los recuentos de células somáticas, asegura los descartes de leche y las UFC en mínima expresión. Si bien la frecuencia de ordeñes resulta similar al 3x, en el ORV una vaca de 70 lt/VO/d se ordeñará 5-6 veces mientras que una de 14 lt una sola vez. Esto tiene un mayor impacto, obviamente, sobre la producción individual cuando se pasa de una frecuencia de 2x a ORV (en promedio +14%, unos 4 lt/VO/d). La posibilidad de maximizar el potencial productivo del rodeo se observa cuando se lo combina con las comodidades de un galpón.

La alimentación

Con la tecnología del ORV se vuelve a tratar la vaca individualmente y ya no para el promedio de un grupo de vacas. Esto tiene una gran influencia sobre la principal cuenta de gastos del tambo que es la alimentación, permitiendo que cada vaca consuma lo que necesita para su nivel productivo y estado fisiológico. Esto se logra manejando la suplementación correctamente, lo que se ofrece en el mixer y el alimento balanceado que comen en el robot (el cual puede provenir de 2 o 3 silos distintos que albergan raciones de diferente composición y costo asignable a cada vaca). El nivel de eficiencia de conversión pasará de 1,2 -1,3 lt/kg de materia seca consumida a arriba de 1,5 lt/kg MSC.

En esta nota pasamos en limpio conceptos que venimos recolectando y resumiendo. En la próximas notas analizaremos detalles técnicos y económicos del ORV.

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado , | Deja un comentario

Mercado internacional de lácteos

El mercado internacional de lácteos sigue entonado. Por un lado producto de la ralentización en la producción de leche de los principales exportadores con +0,5% para el estimado de 2021 vs 2020 con respecto a los +1,5% del 2020 vs 2019. Contrasta fuertemente con el crecimiento estimado por USDA del consumo de lácteos para 2022 de +1,6% en equivalente litros.

Por otro, las dificultades con los embarques complicados por la crisis generada por la escases de contenedores. Este problema surgió con los aislamientos y cuarentenas que impactaron sobre la economía causados en un contexto donde el 90% del comercio internacional es por vía marítima.

Dairylando

Publicado en Competitividad | Etiquetado | Deja un comentario

Robotización en los tambos argentinos (I): Introducción

Lo que hace unos años parecía una utopía para los tambos argentinos, en los recientes y después de 30 años con escasa o nula incorporación de tecnología, están apareciendo muchos proyectos de robotización de tambos. Una de las cosas que tal vez esté impulsando estos proyectos es que se cayó el paradigma de que eran exclusividad de los tambos chicos europeos. Desde De Laval sostienen que la mayoría de los grandes proyectos en Argentina durante 2021 fueron galpones robotizados. En 2015 se instaló el primer robot en el tambo del INTA Rafaela, el VMS de De Laval (lo de VMS va por Voluntary Milking System -Sistema de Ordeñe Voluntario- sigla que quedó incorporada al nombre del equipamiento). Luego de un comienzo tímido las ventas comenzaron a despegar y, según nuestras cuentas, hasta principios de diciembre de 2021 se habían vendido en Argentina 172 unidades de ordeñe robótico voluntario (AMS por Automatic Milking System).

Con un costo similar entre marcas de alrededor de 145.000 dólares BCRA/robot + equipamiento accesorio (software, compresor, tanque buffer y tranqueras de aparte), las ventas locales se reparten entre 3 marcas como figura en el siguiente gráfico: De Laval, con histórico arraigo en el ámbito local, arrancó en punta con las primeras ventas, luego, con un perfil concentrado en robótica, se incorporó Lely que pasó al frente y finalmente GEA, que casi queda afuera de la grafica, pero se metió también en la película local (siga los links de cada empresa para mayor detalle).

Esta es una inversión que pagarán las vacas, encantadas de ir cuando quieran a ordeñarse, pues pasando de 2 ordeñes diarios a los 2,7 o 2,8 ordeñes diarios que promedian los robots, pues existe una dispersión según la producción de cada vaca, las lecheras (Holstein) aumentarán 4 o 5 lt/vaca/día su producción de leche (esto sin contabilizar los litros extra que genera el confort de un galpón de compost que agregarían otros 5 lt promedio a la producción diaria). Esta producción, por un lado, es debido a la mayor cantidad de ordeños obviamente, pero a diferencia del sistema 3x, con este sistema de ordeño voluntario (AMS) el equipo no solo personaliza las veces que cada vaca se ordeñará, si no que diferencia el tratamiento por cada cuarto de cada ubre. No tenemos en claro cuál es el techo de producción de una vaca con confort y ordeñada voluntariamente por equipamiento tan sofisticado como el que estamos viendo.

Recordemos que cada robot ordeña alrededor de 65 vacas con un rendimiento aproximado entre 1500 y 2500 litros de leche/día/robot según el sistema de producción (pastoril o galpón). Recordemos que cada robot ordeña alrededor de 65 vacas con un rendimiento aproximado entre 1500 y 2500 litros de leche/día/robot según el sistema de producción (pastoril o galpón). Los sistemas pastoriles también están incorporando robots, vale el ejemplo de Alejandro Mulcahy en 9 de Julio quién recientemente acaba de inaugurar el uso de robots en uno de sus tambos en 9 de Julio (ver video)

Estamos ante una tecnología que resulta novedosa para la producción lechera de América toda, norte y sur. Hay muchas cosas en juego más allá de la inversión, toda una estrategia empresarial abarcando desde la creciente dificultad de conseguir mano de obra calificada, pasando por atender las 5 libertados de la vaca que reclama el consumidor, hasta la sucesión generacional por el atractivo que representa la tecnología para los jóvenes de la familia. Esta tecnología instala un nuevo paradigma, un nuevo sistema para la producción de leche.

Les compartimos la foto de Ricardo Bossio, encargado del tambo robótico Doña Laura de Imbo Agropecuaria (Adelia María, Córdoba), empresa en la que Ricardo trabaja desde su juventud cuando se ordeñaba a mano.

La seguiremos, esto recién empieza…

Marcos Snyder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es snyder-con-vacas-21-1.jpg
Publicado en Competitividad | Etiquetado , | 1 Comentario