Desde el mangrullo…

MAngrulloEn un momento en que transitamos en Argentina el valle de producción con +10% más de leche sobre año anterior nos encontramos con una pandemia virósica causada por COVID 19 que obligó a una cuarentena generalizada desplomando seriamente las ventas en hoteles, restaurantes, pizzerías y negocios de catering (canal denominado HORECA). El canal HORECA representa oficialmente el 8 a 10%  de las ventas de lácteos…pero a esa estadística se le escapa el mercado informal que en éste producto es significativo… estimamos que el 20-25% de la leche nacional termina en mozzarella arriba de una pizza. Evolucion estimada producción crisis COVID 19

Esta contingencia se repica obviamente en la mayoría de la industria PyME quesera que mantiene una proporción importante de clientela en el canal HORECA. Esto desencadena el aumento de stocks y en algunos casos traspaso de materia prima, hacia la gran industria. Con respecto al tema de stocks surge nuevamente la imperiosa necesidad de reformar la ley de warrants, ley que data de 1914, para que la PyME quesera pueda financiarse contra stocks que deben ser sometidos a una rutina de mantenimiento en una cámara propia o alquilada. Otro tema que pone en riesgo la cadena de pago es el cierre de bancos, impidiendo seriamente el acceso a liquidez por depósito y/o venta de cheques posdatados para que la rueda siga girando. Es esperable que ésta crisis empuje la economía hacia una mayor bancarización. Por otro lado la cuarentena ha despertado una inusual demanda de leche fluida. Las compras en supermercados y mayoristas en diferente medida se mantienen firmes. Algunas grandes empresas han mantenido el precio a sus remitentes para la leche de marzo y otras empresas las han aumentado siguiendo el objetivo de mantener el poder de compra del productor siguiendo la inflación. La posibilidad de stockear leche en polvo y financiarse con el instrumento del warrant es un recurso disponible para la gran industria, además de su fácil acceso para su implementación, representa una sencilla y segura ejecución en caso de falta de pago.

En el frente externo se observa variabilidad en los eventos de licitaciones a futuro, pero muestran en promedio una tendencia de recuperación hacia el segundo semestre de 2020 (con una caída de -4% para mayo-junio y posterior recuperación a partir de agosto):

Mercado futuro mix lácteos 1ra sem abril 2020

Esta curva es similar a la proyección estimada para la evolución de las importaciones chinas. En la curva que sigue podemos observar una de las estimaciones del mercado donde se ve la marcada caída de enero y febrero debido en gran medida al efecto del año nuevo 2020 chino (pico en diciembre 2019) y también, obviamente, el primer impacto del COVID 19 en China. Se pronostica una lenta recuperación a partir de agosto hasta enero 2021 a un nivel promedio del 2019:Proyeccion recuperación importaciones chinas

El consumo general está emparentado con el precio del petróleo, que éste momento se ubica en un valor bajo al nivel del 2000, a las compras chinas que sin ser un país petrolero se ha convertido en 1er importador mundial de lácteos y de todo. También en éste caso inédito…el consumo está muy atado al humor del consumidor y a sus ingresos. Compartimos esta interesante encuesta realizada por McKinsey & Company realizada simultáneamente en los 5 países más complicados por el COVID 19. Por ser la encuesta efectuada en la misma fecha (entre el 20 y 22 de marzo 2020) se puede trazar una tendencia de la percepción del consumidor en las distintas etapas de la curva pandémica: observamos optimismo al inicio del evento (Estados Unidos) y también en la salida del mismo (China) y la peor percepción en el momento crítico (España e Italia):

Encuesta McKinsey

La percepción OPTIMISTA piensa que en 2-3 meses la economía se recupera a un nivel previo o superior al COVID 19; el INSEGURO cree que la crisis durará 6 a 12 meses y seguirá una lenta recuperación de la economía y finalmente el PESIMISTA piensa que la pandemia impactará largamente sumergiendo la actividad económica en una pronunciada recesión.

Por el momento el impacto negativo sobre los lácteos se observa en la leche en polvo entera (-17%) y leche en polvo descremada (-17%), mientras que el queso y la manteca aumentaron sobre el valor de enero 2020 (previo crisis) +9% y + 6% respectivamente:

Impacto sobre indicadores

 

Marcos Snyder

Snyder con vacas 21

Acerca de snydermarcos

Ingeniero Agrónomo Consultor en producción lechera CEO de Dairylando Escritor
Esta entrada fue publicada en Competitividad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Desde el mangrullo…

  1. Pingback: La recesión impacta en la producción lechera argentina | Sobre La Tierra

  2. Pingback: La recesión impacta en la producción lechera argentina : Pura Data

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s